Inicio Últimas Noticias El alcalde exige al Gobierno de España ”contundencia” para pedir que cesen...

El alcalde exige al Gobierno de España ”contundencia” para pedir que cesen las acciones salvajes contra los transportistas


Ha asegurado que “se está tensando mucho el traje de la agricultura europea, en todos los países, y las costuras están explotando en Lorca y España” Los productores lorquinos se han visto obligados a reducir sus envíos y buscar rutas alternativas para lograr cruzar el territorio francés. “Ya han sufrido dos vuelcos perdiendo diez palets de lechuga con destino a Austria e Italia y la mercancía de dos camiones” La semana pasada actuaron con prudencia, almacenando producto, pero hoy no les queda más remedio que echar las mercancías a la carretera y ‘jugársela’ La preocupación en el sector es máxima, ya que las protestas se están extendiendo a otros países como Bélgica y Países Bajos, donde se encuentran los principales mercados de nuestros agricultores Fulgencio Gil Jódar, alcalde: “Estamos en constante contacto con las cooperativas y empresas agroalimentarias lorquinas que están viviendo una situación que comienza a ser insostenible. La situación viene en el peor momento, en el pico más alto de producción” 30 de enero de 2024. “Es necesario que, de inmediato, el Gobierno de España tome cartas en la crisis que viven nuestros transportistas, nuestros agricultores, en Francia. Exijo contundencia a la hora de pedir que cesen las acciones salvajes que cada día y por segunda semana estamos contemplando. Estamos hablando de camiones asaltados con violencia, volcados con ayuda de tractores y quemados y carga tirada por el suelo. Nuestros agricultores, productores y transportistas están en una situación de indefensión que tiene que cesar de inmediato”. Así de contundente se ha mostrado este martes el alcalde, Fulgencio Gil Jódar, que ha asegurado que está en contacto directo con productores lorquinos mientras las protestas en Francia se agudizan y parecen extenderse a otros países como Bélgica y Países Bajos. Hasta el momento, ha explicado Gil Jódar, los envíos llegaban con cierta normalidad. “A través de corredores se había logrado que las cargas llegaran a los mercados de Alemania, Holanda, Países Bajos… Todo ello, circulando por ciudades en las que la presencia de piquetes era menor. Sin embargo, las protestas se están extendiendo no solo por toda Francia, sino que también se están sumando otros países como Bélgica, Países Bajos… La situación se complica por momentos. Y se duplican los tiempos de transporte. Mercancías que están en destino en dos días, se están entregando en 3 y 4 días, lo que afecta claramente al producto que no llega a los mercados como debería”. Cargas de lechugas, brócoli y alcachofa del campo lorquino se han visto afectadas. “Ya han sufrido dos vuelcos perdiendo diez palets de lechuga con destino a Austria e Italia y la mercancía de dos camiones. Se está tensando mucho el traje de la agricultura europea, en todos los países, y las costuras están explotando en Lorca y España. La situación viene en el peor momento, en el pico máximo de producción”, ha explicado el alcalde. Esta situación, ha apuntado, ha llevado a los productores a extremar las medidas de seguridad. “Se han reducido los envíos. Se están buscando rutas alternativas. Pero la situación se está complicando por momentos porque están ‘tomadas’ prácticamente todas las carreteras del país galo. Y nos indican que es necesario que comiencen a salir camiones para los mercados del norte de Europa no sólo porque van a comenzar a sufrir desabastecimiento, sino porque los almacenes lorquinos comienzan a llenarse de producción alentada por las buenas temperaturas que se están registrando”. Gil Jódar ha asegurado que las últimas noticias están siendo “inquietantes”. La Federación Regional de Organizaciones y Empresas del Transporte de Murcia ha recomendado a las empresas de logística de la Región no iniciar viajes con carga si se ven obligados a tener en su ruta el país vecino. “La semana pasada había 6.000 camiones frigoríficos murcianos afectados por la situación. Una situación que cada día se complica más. Hemos presenciado incluso ataques a transportistas murcianos, por lo que todos tenemos que exigir contundencia al Gobierno español para que se ponga fin no solo a estos ataques, sino también a las acusaciones del primer ministro francés, Gabriel Attal, de ‘competencia desleal’ a nuestro país y a Italia en materia agrícola”. Y ha añadido que “es el momento de que la Unión Europea demuestre que funciona. No nos puede fallar ahora”. Se ha mostrado preocupado. “No entiendo que el Gobierno de España esté más pendiente de la aprobación de la amnistía, de los requerimientos de Puigdemont, de aprobar una ley que garantice la medida de gracia a todos los encausados por el procés, que de nuestros transportistas y agricultores. Estamos en constante contacto con las cooperativas y empresas agroalimentarias lorquinas que están viviendo, como les digo, una situación que comienza a ser insostenible y que no tiene visos de terminar. Todo lo contrario, se complica por momentos”. Por último, ha recordado que “existe la amenaza de ‘sitiar’ la capital de Francia por tiempo indefinido, de bloquear el mercado de Rungis, -el mercado de mayoristas más grande del mundo- de no permitir que ningún camión entre en París en los próximos días. Una situación que si continúa mucho más en el tiempo provocará perdidas millonarias a los agricultores y productores de Lorca. La semana pasada actuaron con prudencia, recortaron los envíos, almacenaron producto, pero hoy no les queda más remedio que echar las mercancías a la carretera y jugársela”.

Leer más:  La Concejalía de Deportes colabora en la organización de la segunda edición de la carrera por montaña ''muBBla''

- Te recomendamos -
Artículo anteriorEl tiempo para hoy en Lorca, 30 de enero de 2024
Artículo siguienteEl piloto lorquino de kart Pablo Segura disputa este fin de semana el campeonato de Europa en categoría X30 Mini
Foto del avatar
Equipo de la redacción central de EditorialOn. Somos muchos, de sitios muy distintos y vivimos por y para la información.